Comer alimentos ricos en fibra ayuda a controlar el peso y a prevenir la obesidad, especialmente la obesidad abdominal

tratamiento del sobrepeso y la obesidad almeria
Según un estudio publicado en la revista Nutrients las personas que ingieren alimentos ricos en fibra tienen menos posibilidades de padecer sobrepeso u obesidad en comparación con aquellos que no comen demasiada fibra.

Esa es una de las conclusiones del estudio  'Ingesta y fuentes alimentarias de fibra en España: diferencias con respecto a la prevalencia de exceso de peso y obesidad abdominal en adultos del estudio científico Anibes'.

Uno de los principales motivos de esta asociación entre consumo de fibra y menor predisposición a la obesidad es que los alimentos ricos en fibra suelen ser saciantes y ayudan a reducir el apetito favoreciendo que la personas consuma menores cantidades de otros alimentos o sus ingestas sean menores en cantidad o en frecuencia ya que se siente saciado más fácilmente. 

Es decir, el efecto que ejercen, lejos de ser similar en cuanto a nivel de saciedad, sí lo es en cuanto a la base del tratamiento (conseguir mayores niveles de saciedad) de técnicas como el balón intragástrico o el método pose.

Además, el consumo de fibra es especialmente recomendable a la hora de controlar no sólo el peso en general sino la obesidad abdominal, es decir la acumulación de grasa en la zona del abdomen comúnmente conocida como "barriga".

tratamiento del sobrepeso y la obesidad


Y es que, según los datos del estudio, la ingesta de fibra fue mayor en aquellas personas sin grasa abdominal que en aquellas que sí que presentaban más grasa en esta zona. 

A pesar de estos  beneficios, el consumo de fibra entre los españoles es bajo.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda una ingesta de 25 g al día, lsin embargo el consumo medio de los españoles es de entre 5,66 y 12,5 g/día, muy por debajo de lo recomendado. 

Recordamos que los alimentos con mayores cantidades de fibra son los los granos, cereales y las harinas, seguidos de las verduras y hortalizas, las frutas y las legumbres.

Así que si queremos mantener el peso a raya, además de otros muchos aspectos a tener en cuenta, los alimentos ricos en fibra deben convertirse en una parte importante de tu alimentación diaria.