Método Apollo, la técnica para las personas con obesidad que no quieren o no pueden pasar por quirófano

método apollo almería
En este blog ya hemos hablado en varias ocasiones del Método Apollo y de cómo poco a poco se está convirtiendo en la opción preferida para muchas personas que deben tratar un problema de obesidad pero que no quieren o no pueden (por el riesgo que supone dadas las comorbilidades asociadas a la obesidad) pasar por quirófano.

Desde que esta técnica estuvo disponible, nuestro equipo médico ha apostado por ella siendo uno de los equipos líderes a nivel nacional en esta reducción de estómago que se consigue realizar sin cirugía.

Pues bien, un nuevo estudio avala esta técnica. Y es que, según una investigación presentada hace unas semanas en la Semana de la Enfermedad Digestiva celebrada en EEUU, el Método Apollo es una opción eficaz en el tratamiento de la obesidad.

Para la investigación, se siguió la evolución de 278 pacientes. De ellos, 91 fueron operados con el Método Apollo, 120 con la técnica de cirugía de la obesidad conocida como tubo gástrico o manga gástrica y 67 con la técnica de banda gástrica.

Se siguió la evolución de estos pacientes durante un año, los resultados de pérdida de peso fueron:

. Los que fueron intervenidos de tubo gástrico (cirugía de la obesidad) perdieron de media un 29,28% de peso corporal total.

. Los que fueron intervenidos con la técnica de reducción de estómago sin cirugía Método Apollo perdieron un 17,57%.

. Los que fueron intervenidos con la banda gástrica perdieron un 11%

Pero el resultado de la pérdida de peso no es la única variable para valorar la efectividad de una técnica. Si se analizan otros datos como complicaciones, mayor comodidad y mejor recuperación del paciente, el Método Apollo ha demostrado ser la técnica que de media más ventajas supone para el paciente con una pérdida de peso razonable, un menor riesgo y una mejor recuperación.

Según el mismo estudio los pacientes operados con Método Apollo abandonaron el hospital el mismo día de la intervención mientras que en los otros dos grupos permanecían entre un día y medio y tres días.

Con respecto a las complicaciones los operados con Método Apollo tuvieron complicaciones en un porcentaje de un 1% mientras que en los otros casos el índice de complicaciones fueron del 10% para el tubo gástrico y el 11% para la banda gástrica.

En definitiva, el Método Apollo se posiciona como una técnica efectiva y de bajo riesgo para el tratamiento de la obesidad y como la única opción para aquellos que no quieren o no pueden pasar por quirófano y que por tanto no son candidatos a una cirugía de la obesidad.


Fuente de la noticia: http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-metodo-apollo-eficaz-pacientes-obesos-opciones-limitadas-20170509074236.html