Insomnio y sobrepeso ¿cómo están relacionados?

insomnio y obesidad
El insomnio afecta a las "hormonas del hambre"  que provocan un aumento del apetito y consecuentemente facilitan el sobrepeso.


El insomnio afecta a las "hormonas del hambre" haciendo que envíen señales para aumentar el apetito, lo que conduce al sobrepeso, según las conclusiones de un estudio de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

La falta de sueño afecta a la grhelina y letptina las "hormonas del hambre", llamadas así porque son las que regulan la sensación de hambre y segregan células adiposas (grasas).

La ghrelina estimula el apetito mientras que la leptina es la responsable de generar la sensación de saciedad. Su función principal es la de inhibir la ingesta de alimentos y aumentar el gasto energético, para mantener constante el peso corporal.

Los participantes en el estudio que sufrían insomnio mostraron desequilibrios en su balance de energía lo que facilita el sobrepeso.

Dicho de otro modo: Dormir y Comer son dos procesos que están conectados. Si dormimos mal o poco estamos facilitando el exceso de peso.

En la investigación se analizaron las ondas cerebrales durante la noche y los niveles de ghrelina y leptina en diferentes horarios.

Las personas con insomnio presentan un desequilibrio en los niveles de estas hormonas de forma que durante el día estas personas experimentan un aumento de la ghrelina y una disminución de la leptina una doble acción que estimula el apetito.


Tratamiento de la obesidad

Como vemos son muchos los factores que influyen en el sobrepeso. Por eso cuando hablamos de adelgazar no hay que quedarse sólo con la técnica o el tratamiento que se vaya a escoger (dietas, balón intragástrico, método pose, método apollo... ) sino con todo lo que engloba el tratamiento y eso incluye el programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida que llevamos a cabo con nuestros pacientes.

Para más información no dudes en solicitar una visita informativa gratuita con nuestro equipo médico.