Los genes y la obesidad

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Sussex (EEUU) entre un 35 y un 40% de nuestro peso de adultos viene determinado por nuestros genes.


tratamiento de la obesidad almeria
En el caso de niños con obesidad la cifra aumenta hasta un 55%, es decir, prácticamente la mitad de nuestra tendencia a tener sobrepeso u obesidad viene determinada por la genética o el entorno familiar.

Los investigadores descubrieron que la transmisión intergeneracional del Índice de masa Corporal  es constante y un 20% del mismo se debe a cada progenitor. Sin embargo  en niños más delgados sólo el 10% de su IMC procede de su madre y otro 10% del padre mientras que en niños obesos esa transmisión supera el 60%, 30% de la madre y 30% del padre.


¿es esto una mala noticia? ¿significa entonces que "debemos tirar la toalla" en nuestra lucha contra el sobrepeso y/o la obesidad?


Nada más lejos de eso. La lectura puede hacerse también a la inversa: Un 50% de tu problema de obesidad no viene causado por factores genéticos sino por tu estilo de vida. i modificamos nuestro estilo de vida podremos deshacernos al menos de la mitad de las causas que influyen en tu problema de obesidad.

Por otro lado y con respecto al aspecto genético, el estudio concluye que aproximadamente un 40% de nuestra tendencia al sobrepeso viene determinado por nuestros padres pero no habla exclusivamente de genética sino de "entorno familiar". Eso significa que si nuestros padres tienen unos hábitos alimenticios y de estilo de vida que propician los kilos de más, "heredaremos" esos hábitos. Pero volvemos al punto anterior, los hábitos pueden modificarse por lo que a pesar de que el factor genético existe y es una de las causas de la obesidad, también podemos actuar sobre ese factor.
genética y obesidad

Por último y con independencia de cual sea la causa que nos ha llevado a tener un problema de sobrepeso u obesidad, hoy en día existen diferentes técnicas destinadas a ayudar a adelgazar. Desde el balón intragástrico hasta el método apollo pasando por el método pose, existe un tratamiento para cada persona por lo que la genética no puede ni debe ser una excusa para justificar un problema como es el sobrepeso que nos quita salud y calidad de vida.