Salud Sexual y Obesidad

El 14 de Febrero además de ser el Día de San Valentín también es el día Internacional de la Salud Sexual.


método apollo almeria
Según diferentes estudios (1), el aumento del sobrepeso amenaza la vida sexual ya que se ha demostrado que los "kilos de más" reducen la producción de testosterona, afectan a la libido y favorecen los casos de disfunción eréctil.

Los datos de la  última Encuesta Nacional de Salud revelan que el 17 % de adultos sufre obesidad. Si hablamos de sobrepeso el porcentaje de afectados alcanza el 53,7 %.

Por otro lado, se estima que casi el 80% de los hombres que presentan disfunción eréctil tienen un IMC (Índice de Masa Corporal) de 25 kg/m2 o mayor. 

Dicho de otro modo, el sobrepeso se relaciona directamente con esta enfermedad y a mayor exceso de peso mayores posibilidades de presentar disfunción eréctil:

.Un IMC de 25-30 kg/m2 se asocia a 1,5 veces más riesgo de presentar un problema de disfunción sexual.

.Para un IMC superior a 30, el riego se multiplica por 3.  


Asimismo, una investigación de la Universidad de Duke, en EEUU, mostró que el 68 % de las mujeres con sobrepeso no se sentían atractivas sexualmente sin embargo, un año después de ponerse a dieta el porcentaje se redujo a un 26%.

Los beneficios en la autoestima que supuso la pérdida de peso también se reflejaron en otras cuestiones realizadas a las participantes en este estudio antes y después de la pérdida de peso.

De este modo, antes de perder peso el 63% de ellas no querían verse desnudas. Un año después sólo el 34% de ellas seguían pensando lo mismo.


método pose almería


En cuanto al grado de satisfacción en sus relaciones sexuales, el 21% respondió que no disfrutaba del sexo antes del tratamiento y un año después ese porcentaje se redujo al 11%.

Una vez más, el sobrepeso y la obesidad se convierten en dos barreras para disfrutar de una vida saludable, de ahí la importancia de tratar el problema de los kilos de más cuanto antes mejor y de forma efectiva con técnicas médicamente contrastadas (como el balón intragástrico, el método pose o el  método apollo) y un buen equipo de profesionales médicos.



(1): según un análisis del Instituto de Medicina Sexual