Prepárate para tu objetivo: Tratar el sobrepeso y la obesidad



Cualquier objetivo que se tenga en la vida requiere de una preparación previa y de constancia una vez iniciado el trabajo necesario para conseguirlo.

Un ejemplo comparable al del tratamiento del sobrepeso es el entreno que cualquier deportista aficionado o profesional debe llevar a cabo hasta conseguir su objetivo.

Así, del mismo modo que nadie se pone a correr una maratón o una carrera de 10 kms sin una preparación y sin ser conscientes del esfuerzo y la dedicación que requiere sea cual sea el punto de partida, nadie debería pensar en que perder peso puede hacerse de forma rápida, sin esfuerzo y sin un "entreno" o "rutina" a seguir.

Las técnicas endoscópicas que no requieren cirugía (balón intragástrico, método pose, método apollo) que existen hoy en día para tratar la obesidad no sólo son efectivas sino que además permiten tratar el problema de forma cómoda y de bajo riesgo para el paciente. Esto hace años era algo impensable y la cirugía de la obesidad era la única opción.

No obstante el hecho de que sean efectivas y de bajo riesgo no significa que vayan a actuar a modo de "varita mágica" y consigan hacer desaparecer los kilos de más como por arte de magia y sin apenas esfuerzo.

Estas técnicas ayudan a que el proceso sea más sencillo y a que la persona consiga hacer cambios en su estilo de vida que antes no ha conseguido hacer por sí mismo. Siguiendo con el ejemplo del "corredor" estas técnicas serían todas aquellas ayudas adicionales con las que cuenta cualquier aficionado al deporte para hacer su entreno: un plan de entrenamiento, calzado y ropa deportiva adecuada, una dieta apropiada al desgaste físico al que se exponga, relojes o accesorios que miden y controlan la evolución de la práctica deportiva, etc, etc.. pero al final el que corre, es el corredor.

Con el tratamiento del sobrepeso y la obesidad sucede lo mismo. La técnica elegida (balón intragástrico, método pose o método apollo) y el equipo médico son indispensables para conseguir perder peso, pero quien debe prepararse para seguir las indicaciones del equipo médico y quien debe llevar a cabo todo el proceso de cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida para perder peso es el paciente.

Por eso es importante que antes de iniciar un tratamiento para perder peso, se esté concienciad@ de que deben seguirse las indicaciones del equipo médico en todo momento y cumplir con el plan establecido por los profesionales para cada caso.

Las vacaciones son una buena época para iniciar el proceso de preparación, al menos mentalmente. Tomar conciencia del problema del sobrepeso, de cómo limita el día a día y centrarnos en tenerlo todo preparado para empezar en septiembre es una excelente idea para iniciar la "carrera" hacia el objetivo de la pérdida de peso.