Cuando la obesidad se vive en solitario

tratamiento de la obesidad en almeria
No es habitual que solo un miembro de una familia padezca obesidad. 

La obesidad tiene mucho que ver con los hábitos de alimentación y de estilo de vida y estos suelen ser comunes dentro de la unidad familiar.

Sin embargo no siempre es así, a veces cuando los hijos se independizan y crean sus propias unidades familiares, puede ser que la influencia de la pareja, amigos etc... lleve a un estilo de vida más activo, más saludable que los aleje de los peligros de la obesidad, de modo que pueden darse familias en las que todos tengan un IMC/peso normal menos uno.

En esos casos la persona que padece obesidad vive una situación probablemente que la de aquellos que teniendo obesidad la "comparten" con otros  porque sus amistades o familiares también padecen en mayor o menor medida problemas de sobrepeso.

La situación que suelen vivir estas personas es la de sentirse algo "marginados" e incomprendidos por su condición de obesos  no sólo en términos generales sino dentro de su entorno más cercano (aunque realmente no sea así).

A los propios problemas psicológicos y fisiológicos que suele acarrear la obesidad, se añade una sensación de "soledad" ante este problema que hace más difícil su lucha contra el exceso de peso.

La situación no es sólo difícil para el miembro de la familia que padece obesidad sino también para el resto de miembros que ven cómo ese familiar o amigo podría estar mucho mejor si solucionase el problema de la obesidad pero no se atreven a decírselo puesto que se trata de un tema delicado.

Ante una situación así lo único que queda es esperar a que la persona con sobrepeso/obesidad decida por si misma poner fin a la situación y dejarse ayudar por un equipo médico que entienda su problema y aporte los tratamientos y conocimientos específicos para acompañarle en la lucha contra la obesidad.