La obesidad hace perder testosterona más rápidamente

tratamiento obesidad almeria
La pérdida de testosterona es un proceso natural por el que pasan los hombres a partir de los 30 años, en el cual se disminuyen sus niveles paulatinamente, transición que se presenta normalmente y que no tiene mayores complicaciones.

Desde que la obesidad se posicionó como una de las enfermedades que más se está desarrollando en el mundo, las investigaciones al respecto se han incrementado, arrojando resultados sorprendentes, este es uno de ellos, pues se determinó que la obesidad hace perder testosterona a estos hombres de manera mucho más rápida, produciendo enfermedades asociadas que disminuyen la calidad de vida la persona.

Entre los padecimientos que más se temen por esta disminución acelerada de la testosterona producto de la obesidad se encuentran los triglicéridos elevados, la hipertensión, resistencia a la insulina, entre otros, convirtiendo este problema en uno aún mayor.

Según una investigación* llevada a cabo la testosterona favorece el consumo de energía (calorías) ayudando a que éstas no se acumulen, cuando la testosterona disminuye se acumula la energía y se propicia la acumulación de grasa.

Consecuencias de la disminución de testosterona

Cuando hay niveles bajos de testosterona se dice que la persona padece de hipogonadismo, esta enfermedad genera síntomas físicos poco agradables como agrandamiento de las mamas, anemia, fragilidad, fatiga, disfunción eréctil y aspectos psicológicos como disminución de la energía y estado de ánimo depresivo, todo esto multiplicado si se entiende que la obesidad hace perder testosterona de manera más rápida haciendo que estos síntomas se revelen mucho más pronto.



* Según investigación llevada a cabo en la Universidad del Golfo de Ajmán, de Emiratos Árabes Unidos. Farid Saad, endocrinólogo.