Obesidad emocional: La relación entre comida y emociones

método pose y balón intragástrico en almería y granada

En ciertos momentos de la vida se tiende a comer más, habitualmente en periodos de estrés, momentos de cambio, etc... en esto influye ampliamente el estado de ánimo que acompañe a la persona durante esa época siendo la depresión, la tristeza o la ansiedad algunos de los estados que más "hambre" o "búsqueda de consuelo en la comida" provocan.

 
Cuando este tipo de emociones influyen en la ingesta (la cantidad y frecuencia con la que consumimos alimentos) se produce lo que se conoce como Obesidad Emocional, una obesidad o un problema de sobrepeso que puede venir dado por un consumo innecesario de alimentos motivado por una sensación de "búsqueda de consuelo" a través de la comida.
 
                                                                                                                                                                  
Según algunos estudios las mujeres presentan una mayor tendencia a padecer obesidad emocional ingiriendo más alimentos cuando están preocupadas, presentan ansiedad, tristeza o situaciones de enojo.
 
Quienes presentan Obesidad Emocional, comen basándose en sus emociones y no distinguen la necesidad de comer expresada  a través del hambre de otros estados negativos que producen la necesidad de comer.
 
Tratamiento Psicológico Obesidad Emocional:
 
Además de solucionar el problema de sobrepeso u obesidad si existe, con técnicas apropiadas como pueden ser el Balón Intragástrico, el Método POSE o el Método Apollo, para evitar que vaya a más, el problema de la obesidad emocional debe basarse en un acompañamiento psicológico en el tratamiento de la obesidad y los problemas asociados a esta dando las herramientas necesarias al paciente para dejar de comer por cualquier otro motivo que no sea estrictamente hambre.
método apollo reducción de estómago sin cirugía