Ser padres.. ¿Engorda?

tratamiento de la obesidad con balón intragástrico y método POSE

Culpabilizar a nuestros hijos de nuestros problemas con la báscula no sería justo.....

El sobrepeso y la obesidad vienen causados por diferentes motivos siendo los principales unos malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria.

 
Aún y así un nutricionista y experto en fitness norteamericano ha publicado un libro (1) en el que según su propia experiencia, la paternidad engorda debido a las alteraciones en nuestros hábitos de estilo de vida que se producen después de tener hijos.
 
Esta teoría coincide también con la de una investigación realizada en la Universidad de Chicago, que concluyo que cerca del 75% de mujeres no pueden perder el peso ganado durante el embarazo fácilmente.
 
Y es que el ritmo de vida diario probablemente no deje tiempo para dedicarnos a nosotros mismos la atención necesaria que merecen los "kilos de más".
 
Deshacerse de ellos sin la ayuda de un equipo médico o de un tratamiento que nos ayude en ese proceso de pérdida de peso siempre será más difícil e incluso a veces imposible.
 
En estos casos y para pérdidas de peso de entre 10 y 20 kilos el tratamiento con balón intragástrico es una opción a considerar puesto que permite tratar sobrepeso y obesidad leve sin prácticamente riesgos asociados y mediante endoscopia.
 
El balón intragástrico y el programa de acompañamiento médico por parte de los especialistas facilitaran el cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida que poco  a poco hemos ido modificando sin darnos cuenta hasta llegar a acumular kilos que cada vez son más difíciles de quitar.
 
Por otro lado conviene prestar atención a algunos detalles que pueden hacer que con hijos en casa comamos más de lo debido como por ejemplo:
 

.Comer lo que a ellos más les apetece (pasta, pizza, etc..)

.Comer las "sobras" que dejan los más pequeños de las casa

.Poner porciones de comida más grandes porque pensamos que los "niños tienen que comer bien" (no debemos olvidar que ellos lo "queman todo" y los adultos no).

.Picar entre horas

.Renunciar a practicar deporte por dejar de estar con los hijos (siempre pueden buscarse alternativas como por ejemplo practicar deporte juntos).

 
El mejor regalo que podemos hacer para nuestra salud y para asegurarnos que estaremos al lado de nuestros hijos por más tiempo y más sanos, es perder peso.
 
 
 
 
(1): Según el libro publicado por Mark McDonald en su último libro, Why Kids Make You Fat (HarperOne).