Técnicas Endoscópicas para frenar la obesidad

BALON INTRAGASTRICO EN ALMERIA
No nos cansaremos de decir que la obesidad es una enfermedad difícil y compleja. 

Gran parte de las personas que padecen problemas de obesidad han intentado poner fin al problema y han luchado en varias ocasiones contra la báscula y los kilos de más, probando dietas y productos varios muchas veces con resultados decepcionantes (no por la dieta o el producto en sí sino por la complejidad de la misma enfermedad que hace que se pierda peso para después volver a ganarlo).

Si clasificamos los tratamientos y opciones existentes hoy en día para tratar la obesidad, en un extremo tendríamos las dietas, fármacos y productos/opciones varias para tratar la obesidad y en el otro extremo estaría la cirugía de la obesidad.

¿Qué lugar ocupan las técnicas endoscópicas? Las técnicas endoscópicas ocupan un lugar intermedio entre ambos extremos.


Un lugar intermedio por varios motivos:

1).- Porque son técnicas de bajo riesgo que presentan un bajo índice de complicaciones.

2).- Porque son técnicas que hasta la fecha están demostrando ser tan efectivas en términos de pérdida de peso como las técnicas de cirugía de la obesidad.

3).- Porque ocupan un lugar intermedio en el planteamiento del tratamiento a seguir, es decir no se trata sólo de hacer dieta pero tampoco son comparables a la cirugía. Ocupan un puesto intermedio facilitando una mayor ocupación del estómago o una reducción del tamaño del mismo por endoscopia (sin cirugía), pero combinando el tratamiento con un cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida que siempre hay que llevar a cabo si queremos frenar por completo la obesidad.


En definitiva, no hay técnicas mejores ni peores, sino indicaciones diferentes para pacientes diferentes.Lo que está claro es que la mayoría de avances en el campo de la obesidad se está dando en el apartado de técnicas endoscópicas. Además, España, es uno de los países líderes en cuanto a número de casos realizados de técnicas como el Método POSE y Método Apollo.




Efectividad y Bajo Riesgo parece una buena combinación por la que apostar y los tratamientos endoscópicos de la obesidad (Balón Intragástrico, Método POSE, Método Apollo) cumplen por ahora estas dos premisas.