Modificación de hábitos alimenticios.... ¿significa dieta?

clinicas para adelgazar almeria
Siempre decimos que para acabar con el sobrepeso y la obesidad es necesario un cambio de hábitos alimenticios que perdure en el tiempo y que dado que no es fácil conseguir hacer ese cambio si se ha intentado previamente con dietas, etc.. y no se ha conseguido lo más aconsejable es realizar ese cambio paulatinamente con tratamientos específicos (balón intragástrico, método POSE,etc..) y el apoyo de un equipo médico especializado en sobrepeso y obesidad que ayude a que ese cambio sea más sencillo.

No obstante existen algunas dudas  o confusiones con respecto a qué es y en qué consiste ese cambio de hábitos alimenticios y por ello hemos querido aclararlas en este artículo.

Para empezar, un cambio de hábitos alimenticios no consiste sólo en cambiar los alimentos que comemos.

Efectivamente así es, un cambio en la estructura de la dieta no se basa exclusivamente en prohibir o permitir determinados alimentos sino en otros muchos factores que influyen en nuestra alimentación.

Por ejemplo,

. La frecuencia de las comidas
. La duración de las comidas
. La masticación
. Los horarios de las comidas
. Las porciones/raciones de comida
. Ajustar la ingesta de alimentos en función de la hora del día

Todos estos factores que poco o nada tienen que ver con lo que comemos influyen y consecuentemente repercuten en nuestro peso corporal facilitando el sobrepeso.

En cuanto a la frecuencia lo aconsejable es repartir las comidas en cinco comidas diarias (desayuno-tentempié a media mañana-almuerzo-merienda-cena), esto hará que lleguemos a la siguiente comida con menos ansiedad y evitará el picoteo entre horas.
método apollo en almeria reducción de estomago sin cirugia


En relación a la duración de las comidas y a la masticación, es cierto que con la vida que llevamos hoy en día se dispone de poco tiempo para comer, pero en la medida de lo posible hay que intentar comer lentamente, saboreando los alimentos y masticándolos lo mejor posible. De este modo, además de hacerle un favor a nuestra digestión, tenderemos a comer menores cantidades que si comemos y masticamos rápido. Si al mediodía no es posible intenta que al menos el desayuno o la cena puedas disfrutar de los alimentos con cierta calma. A veces detalles aparentemente poco importantes, como por ejemplo comer con la tele puesta, hacen que comamos más deprisa y más alterados y esto nos lleva a comer más.

También conviene cumplir con unos horarios fijos de comida todos los días y si es posible intentar comer en el mismo lugar.Establecer una rutina con respecto a la alimentación nos ayudará a comer de un modo más disciplinado y saludable.

Ajustar la ingesta de calorías en función de la hora del día y de la actividad que tengamos previsto realizar también nos ayudará a controlar y a perder peso. Muchas personas con problemas de exceso de peso tienden a aumentar el consumo de energía según avanza el día y consumir alimentos más calóricos a última hora de la tarde/noche favoreciendo así la acumulación de calorías. La famosa frase  de "desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo" es absolutamente válida y compatible con unos buenos hábitos alimenticios.

Por último el tamaño de las raciones también es una parte fundamental dentro del cambio de hábitos alimenticios. En las últimas décadas las raciones de comida han aumentado de tamaño hasta el punto de que algunos estudios concluyen que se ha aumentado de media un 30% la ingestión de calorías. Controlar lo que se come y las porciones es probablemente lo más complicado, por ello, tratamientos médicos como el balón, el método POSE o el Método Apollo, funcionan bien en este sentido ya que al ayudar al paciente a sentirse saciado, es más sencillo que la cantidad de alimentos que se ingiera sea la correcta y no superior a lo deseado.

Como siempre, para más información, dudas o consejos sobre hábitos alimenticios, etc.. no dudes en contactar con nuestro equipo médico.