EL AGUA Y LA DIETA DE ADELGAZAMIENTO

dieta para perder peso

El agua es el componente más abundante en el cuerpo humano, supone entre un  60 % del peso corporal. 


El consumo de agua es importante para estar bien hidratado, provocando un correcto funcionamiento de todo el organismo, ya que el agua es el medio en que se realizan las reacciones metabólicas y químicas, e interviene, en la eliminación de sustancias de desecho y en la regulación de la temperatura corporal. La concentración más alta de agua, se encuentra en las células más activas, como las de los músculos y las vísceras.

La cantidad de agua del organismo, está estrechamente ligada a la cantidad de ciertas sustancias llamadas electrólitos (sodio, potasio), que deben permanecer siempre en baremos constantes. 

El cuerpo pierde al día alrededor de unos dos litros y medio de agua: por la orina un litro y medio, por evaporación a través de la piel (sudoración) y los pulmones (respiración) un litro, y por las heces unos 150 mililitros. Pero estas cifras puede aumentar notablemente, con el ejercicio o en ambientes calurosos.

Sólo con la pérdida del 1 % de los líquidos aparece la sensación de sed.

Si las pérdidas de líquidos, como es en el caso de las diarreas, vómitos, fiebre o sudoración intensa, son mayores que el volumen ingerido, se puede provocar una deshidratación, conduciendo a complicaciones cardiacas y neurológicas.

Por tanto, la cantidad de agua que se elimina cada día, debe ser restituida para mantener el organismo hidratado y esta cantidad debe ser de un litro y medio por día.

Teniendo en cuenta que no todas las aguas son iguales, ni tienen las mismas propiedades ni composición, para las dietas de adelgazamiento, se aconseja las aguas bajas o de débil mineralización, bajas en sodio o hiposódicas, que son las consideradas con menos de 20 miligramos de sodio. Entre estas aguas podemos encontrar las marcas: Liviana, Bezoya, Aquabona, Solan de Cabras, Sierras de Jaén, Sierra de Cazorla, Lanjarón.

Beber agua, efectivamente, acelera los procesos de adelgazamiento, cuando se realiza una dieta y contribuye a depurar y limpiar al organismo, mejorar la digestión y el tránsito intestinal, y ayuda a tener una piel hidratada y tersa, evitando la flacidez.


Alfonso C. Gálvez Martín

Doctor en Medicina. Dietética y Nutrición. Unidad de obesidad.