Obesidad y Artrosis

La artrosis es otra de las enfermedades asociadas a la obesidad y es que diferentes estudios demuestran que la obesidad incrementa considerablemente el riesgo de degeneración del cartílago. La artrosis es una enfermedad reumática que suele aparecer a partir de los 50 años y que viene motivada por la lesión del cartílago articular, produciendo dolor y rigidez en las articulaciones.

Cada incremento en un punto del IMC (Índice de Masa Corporal) aumenta  hasta un 11% el daño en el cartílago (artrosis) según datos de un estudio de la Universidad de Boston (1). 

Por contra, también se ha demostrado que la pérdida de peso en personas con obesidad (cuando la artrosis ya ha aparecido) retrasa la progresión de la enfermedad y alivia  o disminuye los síntomas de la misma.

En la actualidad en España, la mitad de pacientes con artrosis son obesos. La sobrecarga en las rodillas produce artrosis con el consiguiente dolor y la consiguiente limitación de movimientos; y es que la enfermedad no sólo provoca deformidades, dolores etc.. sino que repercute  seriamente en la calidad de vida de las personas que la padecen.

No sólo la aparición sino la progresión de la enfermedad también se ve claramente influenciada por la obesidad. Según otra investigación realizada (2), una dieta rica en grasas acelera la progresión de la enfermedad. 

La misma investigación sugiere que el sobrepeso y la diabetes tipo 2 y consecuentemente la desregulación metabólica es un factor que influye y mucho en el degradación de los cartílogos (artrosis).



(1):Estudio del Dpto. de Radiología de la Universidad de Bostonm (EEUU) y publicado en "Radiology".
(2)Según un estudio publicado en la revista Arthritis Research & Therapy  sobre una investigación llevada a cabo en la cual se determinó la relación existente entre dietas ricas en grasas y una mayor progresión acelerada de artrosis.