Sobrepeso pasados los cuarenta


Pasados los 40 aproximadamente muchas mujeres empiezan a presentar  algunos cambios hormonales y metabólicos que pueden influir en el hecho de que acaben cogiendo unos kilos de más.

En muchos casos el encontrar una explicación a esos kilos de más resulta difícil ya que a menudo el estilo de vida y la alimentación son las mismas que antes de que se cogiesen esos kilos de más. Sin embargo lo que ocurre es que a partir de cierta edad el cuerpo femenino cambia y antes o entorno al periodo en que se iniciará la menopausia las hormonas juegan un papel importante en la distribución de la grasa corporal y en el aumento de ésta.

Si se trata sólo de unos kilos de más, la situación puede resolverse de un modo más o menos efectivo cambiando la alimentación, consumiendo menos calorías e incrementando el ejercicio físico. El problema viene sin embargo cuando NO hablamos de "unos kilos de más" sino de un exceso de peso que se va acumulando poco a poco  y va incrementándose hasta niveles más altos dando lugar a una situación de sobrepeso o incluso de obesidad leve o moderada.

¿A partir de cuándo  deben preocuparme esos kilos de más? La respuesta es muy relativa ya que entran en juego muchas variables y criterios totalmente subjetivos, pero en términos médicos se considera que una persona padece sobrepeso cuando su Índice de Masa Corporal es igual o superior a 25*

A partir del momento en que existe sobrepeso aumentan considerablemente las posibilidades de desarrollar otras enfermedades. No se trata por tanto de un aspecto puramente estético sino de salud.

Por eso cuando la dieta, el ejercicio y otros factores tenidos en cuenta no son suficientes para acabar con el exceso de peso, es necesario recurrir a tratamientos médicos contrastados y no invasivos destinados a ayudarte en el proceso de pérdida de peso.

Por ejemplo, el tratamiento con balón intragástrico puede ayudar en la transición y en el cambio de hábitos alimenticios que es necesario realizar si el objetivo es perder peso y no seguir acumulando más kilos.


* Recordamos que el Índice de Masa Corporal se calcula dividiendo el peso en kilos entre el cuadrado de la altura, por ejemplo:
Altura: 1,60 -el cuadrado de la altura será 1,60*1,60=2,56
Peso: 65 kilos
CALCULO DEL IMC:  65/2,56= 25,39
25,39 se considera SOBREPESO