Fofisanos: ¿Qué hay de cierto en este término?

método pose en granada

Fofisanos es un término que cada vez es más utilizado para denominar a una tendencia estética masculina que defiende el prototipo de hombre con barriga y michelines defendiendo la idea de que se puede tener sobrepeso y estar sano, pero.... ¿es eso cierto?


Definitivamente no.

Una cosa es que se lleven a cabo movimientos destinados a defender diferentes cánones de belleza tanto entre el público masculino como femenino. Esto sin duda es positivo ya que de sobras es conocido el mal que hacen (en especial a las mujeres) determinados cánones de belleza. 

Pero el concepto estético y el que sean tendencia los  hombres fofisanos y las mujeres oversize no significa que el sobrepeso sea saludable.


Un estudio* llevado a cabo en el Instituto Karolinska de Suecia desmiente el concepto de "obeso saludable". Un concepto utilizado para definir al colectivo de personas que padecen obesidad pero no presentan la mayoría de enfermedades que vienen acompañadas del sobrepeso, es decir, diabetes, colesterol e hipertensión.

En la investigación se compararon dos grupos de personas:

. Los que tenían sobrepeso u obesidad y presentaban problemas asociados a los kilos de más (con sobrepeso e insanos).

. Los que no presentaban este tipo de problemas (con sobrepeso y sanos)

En ambos grupos se analizaron datos como la capacidad de resistencia a la insulina (predisposición a la diabetes) y otros parámetros metabólicos.

La conclusión fue que a pesar de que los sujetos del grupo "insano" tenían mayor resistencia insulínica que los del otro grupo los individuos de ambos grupos presentaban esta resistencia por lo que la investigación determinó que no había diferencia entre ambos grupos, el factor de riesgo existe igual (en mayor o menor grado pero existe), es decir las personas con sobrepeso que aún no han presentado problemas metabólicos, no están libres de que con el tiempo aparezcan dado que la predisposición y el factor de riesgo existe.

Ser un fofisano es acercarse a la diabetes, las enfermedades cardíacas y el cáncer. Es algo más que un problema de estética. No caigas en el error de "normalizar" una situación: el sobrepeso, que no sólo no es normal para nuestro cuerpo sino que tampoco es saludable.

método apollo granadaAfortunadamente cada vez son más las técnicas no quirúrgicas, de muy bajo riesgo y alta efectividad que existen para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad, en concreto las técnicas endoscópicas del Balón Gástrico, Método POSE o Método Apollo.

Si te encuentras en la zona de Murcia, Almería o Granada donde nuestro equipo médico lleva a cabo este tipo de técnicas, no dudes en contactarnos para que podamos informarte sin compromiso:

.Método POSE Granada y Método Apollo Granada: 
Telf. Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad: 629 43 10 27.

.Método POSE Almería, Balón Gástrico Almería y Método Apollo Almería: 
Puedes encontrarnos en Hospital Vithas Virgen del Mar. 
Telf.Unidad de tratamiento de la obesidad: 601 22 92 91 

.Método POSE Murcia, Balón Gástrico Murcia y Método Apollo Murcia: 
Puedes encontrarnos en Hospital Mesa del Castillo.
Telf.Unidad de tratamiento de la obesidad:601 22 92 91 

o si lo prefieres envíanos un mail a citas@gastrum.com. 

Recuerda que la primera visita es gratuita y te informaremos sobre tu estado de salud, sobrepeso y opciones para combatirlo sin compromiso alguno.








Fuente del estudio: https://www.sciencedaily.com/releases/2016/08/160818131127.htm

Prepárate para tu objetivo II: Tratar el sobrepeso y la obesidad

Prepararse para el Balón Gástrico, Método POSE o Método Apollo


Perder peso no es fácil.

Un buen comienzo  para prepararse para un tratamiento destinado a acabar con el sobrepeso y la obesidad es valorar tu estilo de vida actual y ser realista acerca de dónde se deben hacer algunos cambios. 

Porque además de los cambios que el equipo médico te indique y que el propio tratamiento, ya sea Balón Intragástrico, Método POSE o Método Apollo implique, hay otros cambios que puedes empezar a hacer tu mism@y que te ayudarán en este proceso de cambio.

método pose en granada
Por ejemplo:

1). Crea una rutina y comienza bien el día con energía!


Las rutinas son saludables porque nos ayudan a mantener unas pautas que facilitan un estilo de vida saludable,

Te damos algunas ideas sobre cómo debe ser tu rutina a partir de ahora para que ésta sea saludable:

.Pon el despertador entre 7-8 horas después de haberte ido a dormir. El dormir bien se asocia a un estilo de vida saludable y a una menor predisposición a tener sobrepeso,
.Sal a caminar un poco
.Bebe agua templada con limón o té verde para ayudar a depurar el organismo
.Desayuna bien. Uno de los mayores errores de unos malos hábitos alimenticios es no desayunar. El desayuno debe ser alto en proteína y fibra. Evita todo tipo de azúcar que no sea de fruta natual (los zumos industriales suelen llevar un alto contenido de azúcares).


2. Bebe más agua durante la mañana y tómate un tentempié a media mañana


Beber la cantidad adecuada de agua cada día es fundamental para la pérdida de peso. Recuerda que es aconsejable beber un mínimo de ocho vasos de agua al día.

A media mañana toma un tentempié saludable (fruta, yogur, tostadas integrales con queso fresco, etc..) que evitará que llegues a la siguiente comida con más hambre y mayor ansiedad.

3. Pasea, Muévete


De nuevo, bloquea en tu agenda diaria otro periodo de tiempo para moverte. Si no puede ser por la mañana antes de la comida, pásalo a otro momento del día, pero es importante que salgas a caminar a ritmo ligero al menos unos 30 minutos.


4. A la hora de la comida sigue las indicaciones del equipo médico y apuesta por alimentos saludables


Lo que comes juega un papel clave en el proceso de pérdida de peso. Nuestro equipo médico te indicará qué comer en cada momento pero en cualquier caso ten en cuenta que deberás incluir en tu dieta alimentos saludables como las frutas, verduras, pescado, carnes bajas en grasa, frutos secos, etc... Antes de comer un alimento piensa en su composición, evita las grasas y azúcares.
Método Apollo Granada



5. Ajusta las porciones de comida


Cuando inicies tu tratamiento verás que tu cuerpo te pide comer menos. Deberás considerar el ir reduciendo el tamaño de las porciones. Un truco fácil que puede ayudarte a ello es utilizar una vajilla con platos más pequeños, así evitarás el "ver" poca comida en el plato. 


6. Cuidado con el café o el té!!


Si tomas cáfe o té evita la leche,leche condensada, azúcar, etc... prueba a substituir la leche por leches vegetales bajas en grasas como leche de almendra o leche de arroz.


Balón gástrico Granada

7. Motívate!!


Este es probablemente el punto más importante. Es fundamental que estés motivado antes de iniciar el tratamiento. Ponte metas y objetivos razonables con la ayuda del equipo médico para que estos objetivos sean realistas. Compra ropa y calzado deportivo para tu nueva rutina de ejercicio. Infórmate sobre nuevas formas de cocinar y aprende recetas saludables.



En definitiva, descubre todo lo positivo que puede aportarte el cambio que estás a punto de iniciar, y por supuesto para cualquier cosa no dudes en contactar con el equipo médico. Si somos nosotros, estaremos encantados de darte todo el apoyo necesario (más allá de la técnica en sí misma: balón gástrico, Método POSE o Método Apollo) durante los dos años que dura el programa de seguimiento al paciente.



Prepárate para tu objetivo: Tratar el sobrepeso y la obesidad



Cualquier objetivo que se tenga en la vida requiere de una preparación previa y de constancia una vez iniciado el trabajo necesario para conseguirlo.

Un ejemplo comparable al del tratamiento del sobrepeso es el entreno que cualquier deportista aficionado o profesional debe llevar a cabo hasta conseguir su objetivo.

Así, del mismo modo que nadie se pone a correr una maratón o una carrera de 10 kms sin una preparación y sin ser conscientes del esfuerzo y la dedicación que requiere sea cual sea el punto de partida, nadie debería pensar en que perder peso puede hacerse de forma rápida, sin esfuerzo y sin un "entreno" o "rutina" a seguir.

Las técnicas endoscópicas que no requieren cirugía (balón intragástrico, método pose, método apollo) que existen hoy en día para tratar la obesidad no sólo son efectivas sino que además permiten tratar el problema de forma cómoda y de bajo riesgo para el paciente. Esto hace años era algo impensable y la cirugía de la obesidad era la única opción.

No obstante el hecho de que sean efectivas y de bajo riesgo no significa que vayan a actuar a modo de "varita mágica" y consigan hacer desaparecer los kilos de más como por arte de magia y sin apenas esfuerzo.

Estas técnicas ayudan a que el proceso sea más sencillo y a que la persona consiga hacer cambios en su estilo de vida que antes no ha conseguido hacer por sí mismo. Siguiendo con el ejemplo del "corredor" estas técnicas serían todas aquellas ayudas adicionales con las que cuenta cualquier aficionado al deporte para hacer su entreno: un plan de entrenamiento, calzado y ropa deportiva adecuada, una dieta apropiada al desgaste físico al que se exponga, relojes o accesorios que miden y controlan la evolución de la práctica deportiva, etc, etc.. pero al final el que corre, es el corredor.

Con el tratamiento del sobrepeso y la obesidad sucede lo mismo. La técnica elegida (balón intragástrico, método pose o método apollo) y el equipo médico son indispensables para conseguir perder peso, pero quien debe prepararse para seguir las indicaciones del equipo médico y quien debe llevar a cabo todo el proceso de cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida para perder peso es el paciente.

Por eso es importante que antes de iniciar un tratamiento para perder peso, se esté concienciad@ de que deben seguirse las indicaciones del equipo médico en todo momento y cumplir con el plan establecido por los profesionales para cada caso.

Las vacaciones son una buena época para iniciar el proceso de preparación, al menos mentalmente. Tomar conciencia del problema del sobrepeso, de cómo limita el día a día y centrarnos en tenerlo todo preparado para empezar en septiembre es una excelente idea para iniciar la "carrera" hacia el objetivo de la pérdida de peso.

DIETAS LIGERAS PARA EL VERANO

Estamos ante la estación del año ideal, para realizar algunas modificaciones en nuestro estilo de vida, realizando más actividad física, abandonando los malos hábitos y mejorando nuestra alimentación.

         
El cuerpo nos agradece las comidas ligeras y refrescantes en épocas de calor. Hay que obedecer a nuestro cuerpo, haciendo una dieta distinta, ya que el número de calorías que precisamos es menor (en invierno necesitamos más energía para mantener la temperatura corporal), y la hidratación mayor. 
         
clínicas adelgazar granada
Hay que recordar que la mayor parte del aporte energético, debe realizarse a través de los hidratos de carbono (50 - 60 %), y que las grasas no deben sobrepasar el 25 - 30 % de dicho aporte. 

Las elevadas temperaturas producen una pérdida importante de líquidos por sudoración, por lo que conviene aumentar el aporte hídrico. 

Para ello, disponemos de agua, sorbetes, ensaladas, verduras, y frutas (frescas, en zumo o en batido), más apetitosos y nutritivos que los refrescos gaseosos-azucarados o bebidas alcohólicas que, no quitan verdaderamente la sed, además de aportar más calorías, que  conducen a la obesidad.
         
Las frutas y verduras de temporada, con un bajo aporte energético, ricas en antioxidantes naturales, con un elevado contenido en agua y otros nutrientes esenciales para nuestro organismo, sacian nuestra hambre y sed de forma agradable y ayudan a mantener la piel hidratada y nutrida. Su alto contenido en fibra dietética, tiene efectos beneficiosos sobre el metabolismo del colesterol y de la glucosa, y sobre el sistema digestivo, y sobre todo son muy beneficiosas para combatir enfermedades como el estreñimiento, cáncer de colon y hemorroides. Con el consumo de estos alimentos, puede cumplirse la recomendación de al menos “cinco raciones de frutas y hortalizas al día" (recomendaciones del Club 5 al día).
balón gástrico granada método pose granada

         
Entre las verduras, el tomate es considerado como una de las hortalizas más nutritivas (con solo 17 calorías cada 100 gramos), tomado en forma de ensalada, como condimento de las pastas (favoreciendo la digestión de estas), como zumo, etc. Otorga al organismo una buena dosis de fibras, licopeno, vitaminas (vitamina C, B1, B2, y PP) y sales minerales (fósforo, calcio, y magnesio). 

La lechuga, conserva intactas todas sus características nutricionales, al consumirse cruda; de este modo las sales minerales, las vitaminas y los ácidos orgánicos que contiene son una buena fuente de alimentación. Tiene  propiedades emolientes, sedantes y calmantes sobre el sistema nervioso.
         
método apollo almería reducción de estómago reducir vientre
Y  en los postres incluiremos fruta fresca, entre la que nos encontramos la sandia, fruta que quita la sed, desintoxicante y diurética, rica en vitaminas (principalmente vitamina C) y en sales minerales (que se pierden con el sudor).

Otro fruto es el melón, extremadamente nutritivo, por su elevado contenido de azucares, aporta una buena dosis de energía, tiene un notable contenido de vitaminas, en particular la B y la C, y de proteínas. 

El melocotón rico en fósforo, vitaminas (B1, B2 y C),  magnesio y  potasio que regulan la presión arterial, el flúor protege los dientes y el hueso, el selenio que preserva las membranas celulares, el caroteno que mejora la vista y hace más bella la piel. 
         
El verano es también la estación del yogur y de los quesos frescos y magros, que aportan calcio tan necesario a todas las edades, para el crecimiento y para la prevención de enfermedades, como la osteoporosis.
         
No hay que tomar más sal, a pesar de las pérdidas que se producen por el sudor, y salvo casos excepcionales, en épocas de calor no es necesario aumentar la ingesta de sal, y cuando se consuma, procurar que sea una sal yodada.
         
Además, esta época del año suele ser el momento de poner en orden al organismo, ya que solemos disponer de más tiempo para pasear, hacer deporte e intentar mejorar nuestro aspecto y forma física.

         
A la hora del baño, debemos respetar el periodo de digestión (al menos una hora y media o dos horas dependiendo del tipo de comida). 
         
En resumen, una dieta para el verano constituiría un reparto adecuado de los alimentos, respetando los horarios, con:


  • Un desayuno, basado en café con leche y una tostada de pan con unas gotitas de aceite de oliva y sal, acompañado de un zumo o de una fruta fresca. 

  • En la comida, se pueden ingerir verduras o pasta, sopa fría, gazpacho andaluz (que aporta gran cantidad de sales minerales como el potasio, licopeno, vitaminas E, A, C y K, fibra, ácidos grasos insaturados, proteínas de alta calidad e hidratos de carbono), y para continuar paella, pescado (blanco o azul, ya que éstos son muy saludables por su contenido en ácidos grasos, que disminuyen el riesgo de padecer enfermedades coronarias, descendiendo el colesterol) o carne con poca grasa, preparados preferentemente a la plancha y acompañada de una ensalada de verduras (lechuga, tomate, pimiento, cebolla, pepino, etc.) regada con un poco de aceite de oliva y vinagre, y finalizando con una fruta de temporada. 

  • La cena, debe ser no muy abundante, utilizando gazpacho o ensaladas de verduras con huevo, bonito o atún y jamón o queso, y todo ello entremezclado con nuestros platos regionales, tan sabrosos y tan saludables como variados.



En definitiva, durante el verano debemos realizar más actividad física y llevar una dieta más sana, saludable y ligera.

Alfonso C. Gálvez Martín
Doctor en Medicina. Master Dietética y Nutrición.
Hospital Vithas Nuestra Señora de la Salud (Granada)